By

Hoy ha muerto a los 77 años el pensador francés Tzvetan Todorov, cuya obra se introdujo en temas diversos y aparentemente distantes, como el lenguaje, la pintura, el pensamiento ilustrado y el totalitarismo. En noviembre de 2012 el autor de El hombre desplazado estuvo en nuestro país para dar una serie de conferencias en Santiago y Valparaíso. Este registro de su cátedra Los usos de la memoria, la cual dictó en el marco de esa visita en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, proporciona una aproximación psicoanalítica e historiográfica sobre este asunto. “La memoria no se opone para nada al olvido. Los dos términos, que forman un contraste, son el borramiento y la conservación. Pero la memoria siempre y necesariamente es una interacción de ambas”, afirma en su conferencia. “La restitución integral del pasado es una cosa imposible, la memoria forzosamente es una selección: algunos rasgos del acontecimiento vivido serán conservados, otros serán separados inmediatamente, o poco a poco, por lo tanto, olvidados. Es por eso que es tan duro el que se llame memoria a la capacidad que tienen los computadores de conservar la información; falta a esta última operación un rasgo constitutivo de la memoria que es el olvido. Paradójicamente, se podría casi decir que lejos de oponerse, la memoria es olvido”.

 

About the Author

 

Leave a Reply