¿Qué pasó en Vietnam?

 •  0

Julio 3, 2018

By

The Vietnam War es una mirada completa a la guerra que “comenzó en secreto” y “terminó en fracaso, con el mundo entero de testigo”, retratando, entre otros aspectos, el shock que les produjo a los norteamericanos el hecho de haber sido sistemáticamente manipulados, y lo doloroso que fue darse cuenta de que muchos de sus hermanos e hijos habían muerto en vano.

por pablo riquelme

Ken Burns, el gran documentalista de la historia de Estados Unidos (autor de filmes sobre la Guerra Civil, el origen del jazz y el impacto de la II Guerra Mundial en la vida de los estadounidenses, entre muchos otros), demoró una década en realizar, junto a Lynn Novick, The Vietnam War. Se trata de una mirada completa a la intervención norteamericana en Vietnam, una guerra que “comenzó en secreto” y “terminó en fracaso, con el mundo entero de testigo”, mató a 58 mil estadounidenses y tres millones de vietnamitas, polarizó al país como nada lo había hecho desde la Guerra Civil y acorraló a tres presidentes: Kennedy, Johnson y Nixon. A través de un centenar de testimonios de soldados y civiles de ambos lados (incluidos guerrilleros del Viet Cong), el documental intenta aclarar qué fue lo que realmente pasó en esos años.

EE.UU. se involucró en Vietnam a mediados de los 50, cuando Francia perdió la mitad norte de su colonia en Indochina a manos del Viet Minh, un ejército inspirado en la China de Mao y liderado por Ho Chi Minh. Allí, el Viet Minh fundó una república socialista con capital en Hanói. Su objetivo era unificar todo el territorio vietnamita bajo su bandera. En el sur, sin embargo, EE.UU. propició el establecimiento de otra república, Vietnam del Sur, de corte liberal y con capital en Saigón. A cargo del país quedó Ngo Dinh Diem, político católico y anticomunista que recibió el sustento económico y militar norteamericano, pero que muy pronto dio señales de autoritarismo y corrupción.

Burns y Novick afirman que la Casa Blanca no supo leer la derrota francesa como lo que en verdad era, el fin de la era colonial en el sudeste asiático, y la analizó solo en los términos de la Guerra Fría: el enemigo era el comunismo en un país lejano.

Según el documental, EE.UU. pagaría su apuesta durante 30 años. Burns y Novick afirman que la Casa Blanca no supo leer la derrota francesa como lo que en verdad era, el fin de la era colonial en el sudeste asiático, y la analizó solo en los términos de la Guerra Fría: el enemigo era el comunismo en un país lejano. Para los vietnamitas, en cambio, EE.UU. era otro invasor más y estaban dispuestos a luchar por su independencia el tiempo que fuera necesario.

Los mejores momentos del documental muestran a los presidentes estadounidenses enfrentando las consecuencias de ese error. La insomne voz de Kennedy lamenta haber apoyado el golpe que en 1963 le costó la vida a Ngo Dinh Diem, sin imaginar que 20 días después él mismo correría un destino similar. Un Lyndon Johnson al borde del infarto ruega al secretario de Estado McNamara que le ofrezca una solución para sacar a las tropas que él mismo había enviado en 1964, sin tener un plan de salida claro. Y un trémulo Nixon se deshace en disculpas ante Johnson dos días antes de las elecciones presidenciales de 1968 (que Nixon terminaría ganando), cuando el presidente lo acusó de boicotear las negociaciones de paz con Hanói. La paranoia causada por este hecho persiguió a Nixon durante su primer mandato. Su intento por sobrevivir políticamente le terminaría costando el cargo en 1974, un año antes de que la bandera de Vietnam del Norte flameara sobre Saigón.

El documental es también la crónica de una época en la que todo cambió. Vietnam dividió a los estadounidenses y desnudó las políticas racistas del ejército: los blancos y los ricos tenían menos posibilidades de ser llamados a combatir que sus connacionales negros o latinos. Vietnam borró la idea de que EE.UU. siempre peleaba guerras “necesarias” o “buenas”, como la II Guerra Mundial. Asimismo, puso en duda el honor, los límites de la crueldad, el significado de ser un patriota. Y reveló que los gobiernos y los presidentes mienten.

Actualmente esto puede parecer una obviedad, pero Burns y Novick retratan el shock que le produjo a la ciudadanía el hecho de haber sido sistemáticamente manipulada, y lo doloroso que fue darse cuenta de que muchos de sus hermanos e hijos habían muerto en vano. De ahí en adelante, la pérdida de confianza ha marcado cada elección y cada presidencia hasta el día de hoy.

About the Author

 

Leave a Reply