Enero 10, 2017

By

Sin lugar a dudas, uno de los legados más importantes que deja el sociólogo polaco Zygmunt Bauman es el concepto de “modernidad líquida”. Con él explicó el actual momento histórico, definido por la disolución de las antiguas instituciones sólidas que daban estabilidad a la sociedad, marcando el camino hacia una transformación constante de la realidad, cuya celeridad hace inestable cualquier vínculo, dando lugar a un conjunto social cada vez más débil e ilusorio, donde predomina la individualidad de los sujetos. En esta larga entrevista profundiza en la definición de este concepto, desarrollando también la problemática relación que se establece en este contexto líquido entre el ser humano y su futuro próximo. “Es como si todo estuviera patas arriba comparado con la situación de hace 150 o 200 años, tiempo de la modernidad sólida, cuando todo parecía más duradero, perdurable, mucho más sólido. Ahora, gente de 30 o 40 años no tiene idea lo que va a pasar con ellos cuando tengan 60 o 70 años. La planificación del futuro desafía nuestros hábitos y costumbres, las capacidades que aprendimos para superar los escollos del camino”, afirma. Asimismo, entrega una profunda crítica a la globalización, de la cual opina que “hasta ahora solo ha sido negativa”.

 

About the Author

 

Leave a Reply