Richard Dawkins: “La gran mayoría de las especies que han vivido alguna vez se extinguieron sin dejar ningún descendiente”

por Matías Hinojosa

por Matías Hinojosa I 17 Enero 2019

Compartir:

Relacionados

El manifiesto de Scorsese

por Matías Hinojosa

Temporada de cyberbullying

por Evelyn Erlij

por matías hinojosa

El martes fue la primera charla magistral del científico británico como parte del Congreso Futuro 2019. Frente a un auditorio repleto de asistentes, que lo recibió con fuertes aplausos, Dawkins se explayó por más de 30 minutos sobre la eugenesia y el futuro de la especie humana en la Tierra. Mañana, a las nueve a.m., habrá una nueva oportunidad de escuchar al autor de El gen egoísta en un conversatorio. A continuación compartimos algunos momentos destacados de su exposición.

Cómo queremos evolucionar

“Para mucha gente la eugenesia se ha vuelto una palabra mala, especialmente en la izquierda política, pero eso no siempre ha sido así. Antes de que Hitler trajera la eugenesia al repudio universal, muchas personas de izquierda, como George Bernard Shaw, eran defensores de ella. Algunos antagonistas a la idea de eugenesia humana tratan de argumentar que es imposible, que no podría funcionar. Y por supuesto, podría funcionar, como se hace con los perros o las lechugas. Estas objeciones son más bien de orden moral. Para el propósito de esta discusión mucha gente hace la distinción entre eugenesia positiva y negativa. La positiva es aquella que no causa daño, es la remoción de los genes que todo el mundo concuerda que son perjudiciales, por ejemplo, en el caso de la hemofilia transmitida de madre a hijo. Esto está lejos de la eugenesia obligatoria defendida por Hitler o Marie Stopes, de la esterilización de gente que es considerada inferior. Esto claramente es repugnante. Pero incluso eugenesia voluntaria gatilla gran hostilidad cuando la idea es diseñar tu propia guagua ideal. Casi todos hoy día tienen problemas con la eugenesia positiva como parte del legado de Hitler. Pero el título de esta conferencia es “La especie que nos gustaría ser” y el acto de hacernos esta pregunta nos invita a contemplar la manipulación de nuestra propia evolución”.

¿La evolución es un progreso?

“El progreso ha sido una palabra controversial en la evolución. Por un extremo está Julian Huxley o Pierre Theilard de Chardin, que ven la evolución como el impulso universal hacia la mejora progresiva. Huxley incluso ha dicho y ha basado su sistema ético completo en el progreso evolucionario. Él definió lo bueno como aquello que armoniza con el proceso evolucionario. Al otro extremo está, por ejemplo, Stephen Jay Gould, quien niega completamente que la evolución es progresiva. Gould era muy hostil hacia el progreso evolucionario, pero principalmente porque asumió que el progreso significaba avance hacia la humanidad. Obviamente, si esto es lo que se quiere decir con progreso, todos los buenos biólogos serían hostiles a esta idea, pero no es una buena definición del progreso evolucionario. Cuando un órgano complejo como el ojo evoluciona, es obvio que las primeras etapas tienen que ser inferiores a las etapas posteriores y que la mejora evolutiva tiene que ser paso por paso progresiva. Y algo como esa evolución progresiva parece haber estado desarrollándose en la expansión del cerebro humano en los últimos millones de años”.

El futuro de la especie

“En todo caso, esta discusión no tiene mucho sentido si vamos a extinguirnos: la gran mayoría de las especies que han vivido alguna vez se extinguieron sin dejar ningún descendiente. ¿Hay alguna razón para pensar que nosotros vamos a escapar a ese destino? Los dinosaurios, lo que es ahora virtualmente seguro, se extinguieron por el resultado de una catástrofe muy grande, un proyectil del espacio que colisionó con lo que es ahora la Península del Yucatán en México. Nuestros ancestros mamíferos lograron sobrevivir quizás porque hibernaron bajo la tierra. ¿Podemos sobrevivir otro impacto como ese? Tenemos una mejor posibilidad que los dinosaurios, porque tenemos la tecnología y podríamos desviar un proyectil en el futuro. Ese proyecto, de hecho, podría unir a todas las naciones. Pero esta no es la única amenaza a nuestra sobrevivencia, también tenemos el cambio climático, las guerras nucleares y las armas biológicas”.

Palabras Claves